Alimentos y embarazo

Alimentos y fertilidad

Verduras en el embarazo

Rábano en el embarazo

Rábanos en el embarazo¿Es bueno comer rábano en el embarazo?

Los rábanos son muy buenos para el embarazo porque tienen la capacidad de equilibrar las hormonas y además desintoxican el cuerpo. La rafanina, una propiedad del rábano, favorece la salud de la tiroides, ayudando a las embarazadas o a los potenciales padres a mantener su nivel de energía.



Todos los miembros de la familia de las coles proporcionan compuestos de sulfuro, como los glucosinolatos, que equilibran el estrógeno y la progesterona en las mujeres, favoreciendo el buen funcionamiento de la ovulación y la fertilización. El rábano también favorece la capacidad de sustentar el crecimiento del feto en el útero.

Si eres propensa a sufrir estreñimiento, come rábanos para reducir las probabilidades de tener hemorroides. La vitamina C, la fibra y su apoyo a la función hepática ayudan a prevenir la acumulación de toxinas en el colon y a sanar los tjidos.

El rábano es beneficioso para la glándula tiroidea, que regula esas hormonas a lo largo del ciclo menstrual. Los glucosinolatos también ayudan a eliminar los xenoestrógenos del cuerpo, que están presentes en plásticos o en el agua del grifo, y pueden simular y trastocar las hormonas de nuestro cuerpo. El folfato y el calcio del rábano preparan el cuerpo para llevar a buen término el embarazo.

Consejos para comer rábano en el embarazo

Añade rábanos a las ensaladas; su sabor picante y fresco favorece el flujo de los jugos gástricos. Añádelos a los zumos. Si te es posible, prueba variedades, como el daikon.

Forgot your details?