Alimentos prohibidos en el embarazo

sushi

¿Qué alimentos debo evitar durante el embarazo?

La alimentación en el embarazo es un tema fundamental del cuidado de la futura mamá. Además de controlar el aumento de peso y de llevar una dieta sana y variada, la embarazada debe tener en cuenta que existen determinados alimentos prohibidos en el embarazo.

Los alimentos que indicamos a continuación están contraindicados o limitados durante el embarazo debido a los riesgos que entrañan para el desarrollo y la salud del bebé.

Pescado y marisco crudos

El pescado y el marisco pueden contener la bacteria anisakis, por lo que estos alimentos sólo pueden consumirse si están bien cocinados. Hay que evitar, por tanto, el sushi, los ahumados, etc.

Pescados con grandes cantidades de mercurio

Hay que evitar pescados como el pez espada, el emperador, el mero o la caballa, ya que pueden almacenar grandes cantidades de mercurio, perjudicial para la salud del bebé en desarrollo.

Carne cruda y embutidos

La carne cruda o poco hecha puede transmitir la bacteria que causa la toxoplasmosis,una infección que no es grave para la embarazada pero que le puede causar malformaciones al feto.

Por eso, hay que consumir la carne siempre bien cocinada, y evitar alimentos como embutidos (jamón serrano, chorizo, salchichón, etc.), carpaccios, tartares… y cualquier carne poco hecha. Los fiambres cocidos (pechga de pavo, jamón york, etc.) sí pueden consumirse.

>> Consulta qué alimentos pueden provocar toxoplasmosis.

Quesos y lácteos no pasteurizados

Algunos quesos y lácteos pueden transmitir listeriosis, una enfermedad causada por una bacteria presente en la leche no pasteurizada. En general, esta infección no es peligrosa, pero durante el embarazo puede provocar riesgo de aborto y otros problemas para el feto.

Evita todos los quesos no pasteurizados, como son el brie, queso azul, queso de cabra, roquefort, camembert, etc.

Huevos crudos o poco cocidos

Debido a que pueden transmitir la bacteria que causa la salmonela, hay que evitar consumir huevos crudos y cualquier alimento que los contenga: mayonesa casera, puddings, tiramisú, etc.

Paté e hígado

El hígado y el paté son alimentos ricos en vitamina A, y aunque se trata de un nutriente esencial, en el embarazo no puede consumirse en cantidades muy elevadas ya que podría provocar malformaciones al feto. Por eso, se recomienda reducir la ingesta de estos dos alimentos.

Brotes crudos

Los brotes de alimentos como la soja, la alfalfa o el rábano deben consumirse bien cocinados, ya que de lo contrario existe el riesgo de que transmitan salmonela.

Dudas frecuentes

©2014 Elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?