Nutrición y embarazo

Vitamina A y embarazo

Vitamina A y embarazoLa vitamina A favorece el mantenimiento y desarrollo de los tejidos, y juega un papel muy importante en el buen estado del sistema óseo y de la visión. Esta vitamina también se necesita durante el embarazo, ya que sus propiedades son igualmente importantes para el desarrollo del feto. Sin embarago, la vitamina A es liposoluble, es decir, se disuelve en grasa. Esto hace que nuestro cuerpo pueda tener almacenada vitamina A (príncipalmente en el hígado y el tejido adiposo), por lo que durante el embarazo el organismo puede recurrir a estas reservas y no necesita dosis mayores de este nutriente.

Una dosis excesiva de vitamina A podría provocar problemas en el desarrollo del feto, así como anomalías congénitas y malformaciones. Igualmente, un aporte muy elevado que supere la capacidad del hígado para almacenar esta vitamina podría provocar toxicidad.



Las vitaminas en el embarazo deben tomarse según la dosis recomendada por el médico, sin excederse.

No obstante, esto no significa que comer alimentos con vitamina A durante el embarazo sea peligroso ni haya que reducirlos, pues es muy difícil alcanzar esta dosis excesiva sólo a través de la alimentación. El peligro de tomar vitamina A durante el embarazo está relacionado con los complementos alimenticios y los multivitamínicos, por lo que si estás tomando suplementos vitamínicos debes dejarlos y consultar con tu médico.

Alimentos que contienen vitamina A

La vitamina A se encuentra en la leche y los derivados lácteos, en la yema de huevo, en el hígado, en las verduras, hortalizas y frutas  de color rojizo, naranja o amarillo (zanahoria, tomate, pimiento rojo, mandarina, albaricoque, níspero, melocotón...), y en las de color verde (espinacas, acelgas, brócoli, pimiento verde...). Consumir regularmente frutas y verduras es la forma más segura de garantizar el aporte necesario de vitamina A.

Forgot your details?