Carnes en el embarazo

Embutido en el embarazo

Pavo en el embarazo

El pavo es una carne muy rica en vitamina B que ayuda a mejorar el estado de ánimo durante el embarazo. Esto es importante ya que durante el embarazo los niveles de Vitamina B6 suelen caer en picado lo que puede provocar problemas en la piel y depresión.

El pavo contiene un gran número de estas vitaminas que contribuyen a mejorar el estado de ánimo así como de triptofana, fuente principal de la serotonina, que sirve para regular el sueño y el estado de ánimo.

El pavo contribuye, además, a la protección y el crecimiento del bebé ya que la vitamina B oxigena los tejidos del cuerpo tanto de la madre como del bebé, fomentando su crecimiento y su reparación, mientras que la coenzima Q-10 protege el corazón del bebé, haciendo que todas las células quemen energía.

A lo largo del embarazo los requisitos de proteínas van aumentando progresivamente. El pavo satisface la mayoría de los amionácidos necesarios.

¿Puede el pavo contagiarme la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad que puede transmitirse a través de ciertos alimentos, especialmente a través de carnes crudas o poco cocinadas. Es por ello que deberás cocinar bien el pavo antes de consumirlo, ya que el parásito causante de la enfermedad muere a los 72º. Una vez cocinado, no existe riesgo alguno para la embarazada. En el caso del fiambre de pavo, se trata de carne que ya ha sido previamente cocida, por lo que tampoco existe riesgo de contagio del parásito a la embarazada.

Artículos recomendados

Forgot your details?