Dudas frecuentes

¿Comer fresas en el embarazo puede provocar toxoplasmosis?



Fresas en el embarazoSi la fruta hubiera estado en contacto con el parásito en cuestión y no estuviera bien lavada, sí, consumir fresas podría provocar toxoplasmosis en la embarazada. Esta fruta crece a ras de suelo y además no puede pelarse, por lo que hay que tener un especial cuidado antes de consumirla. Si las fresas se lavan adecuadamente o se desinfectan con productos específicos para ello, no debería haber ningún problema.

La toxoplasmosis es una infección parasitaria causada por un parásito llamado Toxoplasma Gondii, que de ser contraído por una mujer embarazada, puede poner en peligro la salud de su futuro bebé. Esta enfermedad no se transmite de persona a persona y en la mayoría de casos no presenta síntomas, pero sí puede pasar de la madre al feto durante el embarazo y provocarle al bebé graves problemas de salud, por eso durante el embarazo hay que descartar que la madre sufra la infección y extremar las precauciones para no contraer la enfermedad.

La toxoplasmosis se contrae generalmente al estar en contacto con heces de gatos que sufran el parásito (en los gatos ésta no se desarrolla por lo que es muy difícil detectarla) o por consumir carne cruda o poco cocinada en malas condiciones. Sin embargo,  las verduras y frutas mal lavadas podrían también contener el parásito, por lo que es necesario tomar las precauciones necesarias para evitar contraer toxoplasmosis.

Forgot your details?